Home Consejos Los cuidados de invierno que merece tu jardín

Los cuidados de invierno que merece tu jardín

by Redaccion
cuidados

Esta es la primera entrega de nuestro calendario jardinero para este 2024. Iremos por temporadas para que sepas lo que es bueno para tu jardín cada época del año. La clave está en trabajar poco y disfrutar más del jardín. ¿Cómo? Teniendo en cuenta cuáles son las especies protagonistas en cada momento, las labores imprescindibles, y las plagas y enfermedades que pueden darte un disgusto. Hemos seleccionado los más importantes para cada estación y les hemos añadido algunos trucos que te harán más sencilla la vida jardinera. A continuación, arrancamos con los cuidados del invierno.

El follaje de las especies perennes es el mejor recurso para mantener el jardín lleno de color cuando se agotan las flores y los árboles caducifolios pierden todas sus hojas. Puedes recurrir a arbustos bayíferos como espino de fuego, acebo o madroño, que se llenan de decorativos frutos de colores a partir de otoño, o a las resistentes Coníferas. Eso sí, ten en cuenta el desarrollo futuro de cada ejemplar para darle el sitio que necesite. Además, asegúrate de que las especies seleccionadas sean capaces de resistir las fuertes heladas propias de esta estación.

cuidados

LABORES BÁSICAS DE INVIERNO 

1. Podas generales 

El periodo de descanso invernal requiere también sus cuidados. Uno de ellos es podar árboles y arbustos, ya que las heridas cicatrizan mejor y los recortes estimulan el crecimiento de las plantas. Corta las ramas centrales de árboles de sombra como acacias, arces o robles, elimina las ramas interiores de los frutales para lograr que llegue más luz al interior y retoca los arbustos desgarbados. No te olvides de sellar las heridas de poda con, por ejemplo, COMPO Pasta Cicatrizante. 

cuidados

2. Crear y mejorar infraestructuras 

Aprovecha para realizar tareas que no puedas afrontar el resto del año, como realizar caminos y senderos o sanear los antiguos. Es el momento de instalar un sistema de riego definitivo, enterrando tuberías para llevar el agua a todos los rincones, y de mejorar el sistema de drenaje del suelo si es inadecuado. Si tu jardín está muy expuesto, instala cortavientos, y repara vallas y alambradas rotas. Estos cuidados serán de gran ayuda durante todo el año.

3. Plantaciones a raíz limpia 

Durante los meses de invierno encontrarás árboles y arbustos con las raíces limpias, listos para plantar. Comprueba, antes de elegir, que las raíces estén sanas y bien desarrolladas. 

PELIGROS

1. Heladas 

En ejemplares sensibles pueden provocar el oscurecimiento y el acorchamiento de las hojas más expuestas y de los brotes tiernos. También pueden producir manchas en los tallos desnudos y deteriorar las yemas. Para evitar sus efectos, presta atención a estos cuidados: elige el emplazamiento de cada planta e instala protecciones y pantallas en los casos necesarios. 

cuidados

2. Encharcamientos 

Un drenaje del terreno insuficiente puede acabar incluso con las plantas más duras al pudrirse sus raíces. Puede corregirse realizando una zanja de 1-1,5 m de profundidad y enterrando en ella tuberías en forma de espina de pescado. Otra opción es mezclar arena o materia orgánica con la tierra. Para evitar los daños ocasionados por hongos del suelo que afectan a la raíz, recurre a Biorgan-SB Sustancia básica Fungicida, de Vitaterra, un producto natural y respetuoso con la fauna. 

3. Musgo en el suelo 

Propio de inviernos húmedos, invade y daña seriamente el césped. Aunque se puede tratar de eliminar con la ayuda de alguna herramienta manual, lo mejor es tratar la zona afectada, si es amplia, con algún producto específico. Por ejemplo, para tratar el musgo que crece en el césped usa Abono Antimusgo de Vitaterra

NUESTROS TRUCOS

1. Acolchados fuertes. Si no nieva, pero el viento es frío, rocía con agua los acolchados de tus plantas durante las horas más frías. Lograrás que se forme una fina capa de hielo que impedirá al aire llegar a las raíces. 

2. Estanques limpios. Extrae las algas introduciendo un palo largo y girándolo hasta que queden enrolladas. Una pelota o un trozo de madera en el agua absorberán las dilataciones ocasionadas por el hielo. 

3. Aceite invernal. Muchos insectos encuentran el alimento y el refugio que necesitan para sobrevivir en las ramas y en las hojas de los árboles, ocasionándoles serios daños. Para combatirlos, pulveriza tanto el follaje permanente como el caído con Aceite Mineral de Batlle, o mejor, aplica Kit Tratamiento de Invierno Ecológico, también de Batlle, que combina aceite mineral, insecticida polivalente y fungicida contra oídio y mildiu, previniendo las plagas y enfermedades comunes que aparecen en el transcurso del invierno al despertar primaveral. 

4. Escarcha a raya. Si la escarcha ha llegado antes de segar tu pradera por última vez, puedes ayudar a que se derrita antes regando ligeramente la superficie. Espera que se seque completamente antes de cortar. 

5. Macetas a salvo. Si no puedes trasladar a un sitio más benigno los recipientes donde cultivas tus plantas de flor, ayúdales a soportar las frías temperaturas, introduciéndolos en recipientes mayores y rellenando el espacio restante entre ellos con periódicos, tela o plástico.

308

Si quieres conocer el calendario jardinero para todo el año, no te pierdas el gran reportaje del número 308 de revista MI JARDÍN. Para conseguirlo, llámanos al 916326251 o escríbenos a suscripciones@revistamijardin.es

También puede interesarte

error: Content is protected !!